ACCEDER
0
Instrumentos de valoración

Cuestionario de Función Familiar Apgar-Familiar

Cuando un bebé nace se le realiza un examen en el primer y quinto minuto de vida, es la prueba de Apgar. Esta prueba mide 5 categorías (esfuerzo respiratorio, frecuencia cardíaca, tono muscular, reflejos y color de la piel) y es un indicador de la buena evolución del bebé fuera del vientre materno Esta prueba lleva el nombre de su autora, la Dra. Virgina Apgar, quien en 1952 empezó a utilizar esta puntuación.

En 1978, el Dr. Gabriel Smilkstein, diseñó un instrumento, el APGAR familiar, útil para evidenciar la forma en que una persona percibe el funcionamiento de su familia en un momento determinado. Existe una versión aplicable a la población infantil.

Este test fue llamado APGAR familiar por ser una palabra fácil de recordar a nivel de los médicos, dada su familiaridad con el test de recién nacidos anteriormente descrito, y porque denota una evaluación rápida y de fácil aplicación.

Pero, además, Smilkstein consiguió que el nombre del cuestionario APGAR fuera un acrónimo que hace referencia a los cinco componentes de la función familiar:

  • Adaptabilidad (Adaptability): mide la utilización de los recursos intra y extra familiares para la resolución de los problemas cuando el equilibrio familiar ha sido modificado (situaciones de crisis).
  • Participación/Cooperación (Partnertship): mide la cooperación de los miembros de la familia, en la toma de decisiones y en la división del trabajo; el cómo comparten los problemas y el cómo se comunican para explorar la manera de resolverlos.
  • Desarrollo (Growth): mide la maduración física, emocional y social que se lleva a cabo a través del apoyo mutuo y dirección (conducta).
  • Afectividad (Affection): mide las relaciones de cuidado y cariño que interaccionan entre los integrantes de un grupo familiar y la demostración de distintas emociones como afecto, amor, pena o rabia entre ellos mismos
  • Capacidad resolutiva (Resolve): mide la tarea de compartir el tiempo, de dedicar recursos materiales y especiales para apoyar a todos los miembros de la familia.

Cuando hablamos de función, funcionamiento o funcionalidad de algo pretendemos simplemente entender la actividad determinada de aquello que analizamos. Así pues, cuando hablamos de familias funcionales las definimos como aquellas capaces de crear un entorno que facilite el desarrollo personal de sus miembros y, por lo tanto, son familias que en general no sufren crisis ni trastornos psicológicos graves. Una familia funcional no es la que está en un “estado perfecto”, sino que en este momento está equilibrada en el sistema (FUENTES, 2016).

Las categorizaciones funcional o disfuncional son conceptualizaciones para determinar si una familia puede ser candidata a algún tipo de intervención.

La premisa del cuestionario de APGAR Familiar radica en que los miembros de la familia perciben el funcionamiento de la misma y, por lo tanto, pueden manifestar el grado de satisfacción con respecto a su funcionamiento para algunos temas clave considerados marcadores de las principales funciones de la familia (adaptabilidad, cooperación, desarrollo, afectividad y capacidad resolutiva).

El cuestionario inicial diseñado por Smilkstein tiene 5 preguntas con 3 posibles respuestas (casi nunca, algunas veces y casi siempre) que se puntúan de 0 a 2 puntos. No obstante, se ha desarrollado un Apgar-familiar con respuestas tipo likert de 5 opciones (puntuando de 0 a 4). Esta versión posee un mayor poder discriminativo y un ligero aumento de los coeficientes de validez y fiabilidad, por lo que de cara a la investigación podría estar recomendado.

El resultado de la escala es la suma de la puntuación de todas las preguntas. El rango oscila entre 0 y 20 puntos. Se clasifica de la siguiente manera:

  • Función familiar normal: 17-20 puntos.
  • Disfunción leve: 16-13 puntos.
  • Disfunción moderada: 12-10 puntos.
  • Disfunción severa: 9 puntos o menos.

La versión infantil es una adaptación del instrumento para adultos realizada por Austin y Huberty en 1989, los cuales determinaron que su aplicación debe realizarse a partir de los 8 años de edad y hasta los 22 años.  Esta versión cuenta también con 5 preguntas con 3 posibles respuestas (casi nunca, algunas veces y casi siempre) que se puntúan de 0 a 2 puntos.

En la versión infantil, cuyo resultado oscila entre 0 y 10 puntos, la interpretación del resultado es la siguiente:

  • Función familiar normal: 7-10 puntos.
  • Disfunción moderada: 4-6 puntos.
  • Disfunción severa: 0-3 puntos.

Si quieres más información psicométrica de la escala y acceder al documento descargable puedes consultar el siguiente documento (para el APGAR familiar) o bien este otro (para el APGAR infantil) de nuestra web.

Nota del autor: es preciso solicitar el permiso de uso del cuestionario si se quiere utilizar en algún estudio.

Bibliografía                                      
Bellon JA, Delgado A, Luna del Castillo JD, Lardelli P. Validez y fiabilidad del cuestionario de función familiar Apgar-familiar. Aten Primaria 1996; 18(6): 289- 96. Recuperado en 18 de abril de 2021, de https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-validez-fiabilidad-cuestionario-funcion-familiar-apgar-familiar-14357
Fuentes Aguilar, Andrea Patricia, & Merino Escobar, José Manuel. (2016). VALIDACIÓN DE UN INSTRUMENTO DE FUNCIONALIDAD FAMILIAR. Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP14(2), 247-283. Recuperado en 18 de abril de 2021, de http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077-21612016000200003&lng=es&tlng=es.
Austin, J. K., & Huberty, T. J. (1989). Revision of the Family APGAR for use by 8-year-olds. Family Systems Medicine, 7(3), 323–327. https://doi.org/10.1037/h0089774

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
Cart Overview